Sep 04 2008
HISTORIA DE UN INMIGRANTE Transcurría el año 1900 y Romualdo Cano y Aja vivía junto a su madre y hermanos menores en Bilbao. Él era el mayor de los hermanos y, como varón, el responsable familiar dado que su padre y Marcelino, el hijo mayor, habían fallecido recientemente. Con ese panorama, triste ciertamente, le llega a Romualdo la citación del ejército español para hacer el servicio. Su madre se desespera, junta el poco dinero que tenía y embarca a su hijo Romualdo en un barco que lo lleva primero a Cuba y luego a México. El capital de Romualdo se reducía a tres baúles en los que su madre le había guardado todos sus bienes, pero resultó que al desembarcar en México los preciados baúles ya no estaban, le habían sido robados. Grande fue la desesperación de Romualdo que a su corta edad, solo en tierra extraña, se encontraba con otro problema. De todas formas, sin amilanarse, salió con unas pocas pesetas a tratar de encontrar trabajo en el México de 1909. Pasaron los días, se acabaron las pesetas y el trabajo no se dio. Y era Navidad, su primera Navidad solo en un país desconocido y sin amigos ni alimento. Y lamentando mucho su apetito, decidió sentarse en un bar, que tenía mesas en la vereda, y comió todo lo que pudo. Al finalizar le pidió al mozo cigarrillos y ahí aprovechó para escapar, prometiéndose en lo más profundo de su corazón, volver a pagarle a aquel pobre hombre que tan bien lo había atendido. Parece que la Navidad, la buena comida y su carácter tozudo le dieron fuerzas para seguir viviendo y buscando trabajo. Dios lo ayudó tanto que lo consiguió, en casa de otros vascos que como él vivían en México. Pasó el tiempo, se asentó su…
Ago 13 2008
GABRIEL CEBALLOS, MÉXICO DF, 1980. EUSKALZALE. “Por cien pesos al mes, me fui a Euskadi, aprendí euskera y llegué a ser profesor.” Da la sensación de que a Gabriel nunca le costó trabajo hacer las cosas. Parece que todo lo importante en su vida comienza por un hobby. Pero la suya es la historia de un tipo voluntarioso que, mientras disfruta lo que hace, sabe estar en el lugar y en el momento adecuados. Entre todos los del Centro Vasco de la capital mexicana hay un afiliado en cuya historia no aparecen apellidos, ni sangre, ni partidas de nacimiento euskaldunes. Es el profesor de euskera. Cuesta creerlo, porque a simple vista hay algo que en él que lo contradice, llámese cercanía o naturalidad, y más aún cuando comienza a hablar, ya sea en mexicano. Ha interiorizado tanto su papel en esta cultura de ultramar que nadie lo sospecha, y menos aún escuchándolo hablar euskera. En una mesa del frontón del Centro, tras las pilotakadak de cada viernes, Gabriel cuenta su historia con la serenidad y la experiencia propias de un campeón del mundo retirado, pero aunque su ‘currículum vasco’ ya está bien lleno, no ha hecho más que comenzar. Tiene sólo veintiocho años. Un niño muy curioso. Todo comenzó de chico viendo un partido de pelota. Gabriel viene de una familia muy activa y un día, todos juntos, se acercaron a ver un partido en el Frontón México. Impresionado por la velocidad de la bola y el control que los puntistas tenían de ella, se le ocurrió preguntar si allí habría forma de aprender. Por ese tiempo Gabriel practicaba, y no sin éxito, artes marciales, pero a ninguna de ellas le veía mayor futuro. La respuesta de los encargados no le dejó opción: “Por sólo cien pesos al mes, decidí…
Ago 13 2008
"Aquí comienza a tomar forma "Cuéntame tu historia", un proyecto nacido de la ilusión de amarrar trozos de historia contra la inercia del tiempo, de la historia que más nos importa, la cercana, la de cada uno de nosotros, conociendo de boca de sus protagonistas y descendientes las muy diversas causas y maneras que se dieron de llegar a los puertos marinos o aéreos de este cálido país que hicimos nuestro. También trataremos, por supuesto, la no siempre fácil adaptación, la integración, los brazos abiertos y las puertas cerradas, las reunificaciones familiares, la nostalgia por la tierra originaria y las ganas de mantener vivas la esencia y las manifestaciones de esta antigua cultura tan propia de valles cerrados y pueblos chicos -pero a la vez tan transoceánica- que tanto nos enorgullece. Pero hay más, porque no son pocas las historias de aquellos que, aparentemente ajenos, han adoptado lo vasco como una afición o incluso han hecho de su conservación y difusión una profesión o un modo de vida. Quizás sean estos últimos testimonios los que más nos honran y más claramente ilustran la simpatía que, por fortuna y la mayoría de las veces, desata nuestra cultura allá donde llegan sus costumbres o sus palabras. Desde la convicción de que todos los hombres somos partes de lo mismo y que las patrias múltiples no hacen sino enriquecer a las personas, no debemos perder esas diferencias que compartimos y que, aun caracterizando a grupos y comunidades, son parte importante en nuestras personalidades individuales. Esperamos que estas vuestras historias logren transportaros en el tiempo y el espacio y que sean objeto de agradables lecturas. Jaione Arrieta y Pablo Zulaica.

Acerca de Nosotros

VASCOSMEXICO A. C.

 

con la escritura número 65 702.


La Asociación tiene como objeto : "Difundir y apoyar el intercambio cultural, social y económico entre los miembros de la comunidad vasca en México, propiciando, organizando y fomentando las relaciones entre los vascos en México, de los vascos en México con el País Vasco y con los vascos del mundo; adquirir, disponer y operar todos los activos, bienes muebles e inmuebles, así como el material y equipo necesario para la realización de su objetivo”.

Avisos de Ocasion

Contáctanos

 

  vascosmexicoac@prodigy.net.mx

Querétaro México
TEL (442) 234 26 23
TEL 01 800 832 99 99

Contáctanos