Domingo, 21 Enero 2007 12:00

Museo la centenaria fábrica de boinas fundada por vascomexicano

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La centenaria fábrica vizcaína de Boinas La Encartada, fundada por un vascomexicano, reabierta como museo

22/01/2007

Fuente www.euskalkultura.com

 

 

La antigua fábrica de boinas La Encartada, de Balmaseda, hoy convertida en museo

 

La boina (en euskera txapela o boneta), un accesorio históricamente relacionado con la cultura popular vasca, cuenta ya con su propio museo. Se trata de la antigua fábrica de boinas La Encartada, situada en la localidad vizcaína de Balmaseda, que ha vuelto a la vida de la mano del ayuntamiento local y la Diputación Foral de Bizkaia. Quienes se acerquen a este paraje a orillas del río Cadagua podrán admirar el proceso de fabricación de esta prenda, gracias a la antigua maquinaria, perfectamente conservada. La fábrica fue fundada por Marcos Arena Bermejillo, un balmasedano que había hecho fortuna en México, y tras un siglo de actividad se ha convertido ahora en un museo, entre industrial y cultural, 'unico en Europa', explica su directora, Begoña Ibarra.

 


Balmaseda, Bizkaia. Durante muchos años en Euskal Herria se conocía como 'indianos' o 'amerikanuak' a los aquellos que volvieron de la aventura de la emigración tras amasar mayores o menores fortunas. Marcos Arena Bermejillo fue uno de ellos y tras hacer fortuna en México volvió a las Encartaciones o Enkarterriak, la comarca donde se encuentra Balmaseda, y fundó allí la fábrica de boinas La Encartada, junto a los industriales Santos López de Letona y Domingo de Otaola, de Bilbao, y los balmasedanos Martín Mendía y Juan Bautista Hernández. La fábrica se dedicó principalmente a la fabricación de boinas y durante muchos años fue el motor económico de la zona.

Tras varias décadas de esplendor, el uso de la boina decayó y en 1992 la fábrica se vio obligada a cerrar sus puertas por falta de trabajo. La maquinaria, todavía en condiciones de funcionar, quedó allí como mudo testimonio de la era industrial. El inmueble, con hermosa arquitectura del siglo XIX, fue declarado monumento por el Gobierno Vasco en 2002. La Diputación vizcaina y el Ayuntamiento de Balmaseda, a través de una fundación, emprendieron poco después un largo y complejo proceso de restauración, en el que se han invertido 7 millones de euros con el objetivo de que el museo se convierta en un atractivo turístico para la comarca.

Piezas únicas

El interior de sus enormes instalaciones permanece lleno de máquinas de tiempos pasados, con todo su sistema de poleas y correas y con la vieja turbina hidráulica con la que todavía hoy se produce electricidad que se vende a Iberdrola. La mayor parte de las piezas expuestas en el museo son originales y de época. No sólo eso, sino que alguna, como la máquina de hilado que data de 1892 y procede de la casa Platt Brothers de Inglaterra, es ya un ejemplar único en Europa. La otra joya de este museo es la centenaria turbina hidráulica, hoy de nuevo en funcionamiento, de la casa Voith (1910), que sustituyó a la primera horizontal de 1892. En total hay 35 máquinas catalogadas como de 'excepcional valor'.

A la inauguración del museo acudieron algunos de los antiguos trabajadores de la Fábrica, como Francisco Basterretxea, encargado de mantenimiento de la maquinaria. Entre la ilusión por ver su antiguo lugar de trabajo recuperado y la tarea a la dedicó muchos años de su vida reconocida, Basterretxea, partidario del uso de txapela, suspiraba: 'Ya no se hacen txapelas como aquellas'.

 

Enlaces relacionados

Para comprar una txapela online

www.boinaselosegui.com

'La boina y los vascos'

Un artículo de Olga Macías, en Euskonews

http://www.euskonews.com/0219zbk/gaia21904es.html

Ruta turística por el río Cadagua, Balmaseda

En www.kultura.ejgv.euskadi.net

Visto 3744 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Marzo 2014 00:11

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.