Lunes, 28 Abril 2008 10:30

Homenaje a Kandido Saseta

Escrito por

Aupa
Pues el sábado se llevó a cabo el Homenaje a Kandido Saseta
en Gernika y Hondarribi y hasta allá viajaron nuestros
queridos Yon y Unai de Luisa para estar presentes en el
Homenaje a su tío . A continuación les mando un video que
 salió en el Canal de televisión del Bidasoa , después
4 fotos enviadas por mi querido amigo Iñaki Egaña y
por último los artículos que salen por el momento en Gara
y el Correo Digital.

 Yo creo que a más de uno se le van a
salir las lágrimas….
como a mi….de verdad que es muy emotivo
Muxussssssssss Jaione

 

 

Hacer clic en LEER MÁS para leer artículos

 

Gara:

Después de 71 años, el jefe de los gudaris fue recibido en su pueblo
Este homenaje a nuestro tío tiene una enorme importancia. Nuestra
generación no lo conoció, pero sus hermanas y hermanos y los compañeros
 siempre nos trasladaron su identidad vasca», declaró un sobrino de
Cándido Saseta. 


 

Maider IANTZI
Tras 71 años, los restos del comandante en jefe de Euzko Gudarostea
reposan en su pueblo natal, Hondarribia, donde ayer tarde fueron
sepultados en un humilde acto. La entrada del cementerio estaba
repleta de ciudadanas y ciudadanos que querían rendirle homenaje;
muchas personas mayores emocionadas con claveles rojos en la mano,
y niñas y niños curiosos que preguntaban: «Lurrean sartzen ari dira?
 Kaxa batekin? Zeinek?». Por citar algunas caras conocidas, estuvieron
presentes Santi Kiroga, Julen Madariaga, Txillardegi, Josu Iraeta,
Miren Azkarate y Markel Olano.
Tras escuchar una voz en off que iba recitando con una música de fondo
 las palabras de reconocimiento de diferentes personas de la época,
cantaron juntos canciones como «Txikia» y el «Eusko gudariak», dando
lugar a estremecedores momentos. «Gora Euskal Herria askatuta! Gora
gudariak!», gritaron.
Un sobrino de Cándido Saseta tomó la palabra para expresar el
sufrimiento de su familia, que fue dispersada por la guerra.
Contó cómo, en la época que pasó en Ceuta, su tío puso un cartel
en el despacho que decía que allí se hablaría en euskara como en
casa; cómo, durante las vacaciones, venía a Hondarribia y jugaba
a pelota, pescaba y bailaba con su novia en Guadalupe. Explicó
que José Antonio Agirre lo eligió para cuidar el Euzko Gudarostea
 y destacó que homenajearle es homenajear a todos los gudaris.
«A nosotros nos corresponde ahora demostrar a los rebeldes nuestra
determinación a ser libres. Si salimos derrotados, la próxima
generación levantará en alto la ikurriña y continuará la batalla
por la libertad que nosotros iniciamos», dijo Saseta. Nacido en 1904,
al igual que José Antonio Agirre y Telesforo Monzón, fue un hombre
clave en la resistencia que organizó el Gobierno del lehendakari
durante la contienda militar de 1936.
Era militar de profesión y después del golpe de estado fascista,
desertó del cuartel de Gasteiz para engrosar las filas republicanas.
Participó, además, en el intento de crear un movimiento militar
soberanista vasco al margen del Ejército.
Fue destinado como mando de las fuerzas abertzales y también fue
representante militar del Comité de Guerra de Euzko Gudarostea.
Tal como explica el historiador Eduardo Renobales, cuando se le
ordenó desde el Gobierno Vasco que tenía que encabezar la expedición
para ayudar a levantar el cerco que los fascistas mantenían sobre Oviedo,
 tuvo un negro presentimiento, pero obedeció.
«De esta forma partieron el 7 de febrero de 1937 hacia un incierto
futuro que se torció casi desde el inicio -relata-. Una adversa
climatología propició que el río Nalón bajara salvaje y caudaloso,
imposibilitando la tarea de los ingenieros de construir un pontón
seguro para cruzarlo. Habría que hacerlo en precarias condiciones y,
ante la oposición del enemigo, Saseta ordenó al Eusko Indarra que
cruzara en primer lugar para consolidar una inestable cabeza de
puente en la otra orilla (...) Vencida la inicial dificultad, el
 batallón ekintzale, secundado por el jelkide Amaiur, logró penetrar
en el pueblo de Areces, pero la tardanza de un batallón cántabro que
debía acudir para asegurar la posición, hizo que los franquistas
pudieran contraatacar (...) Saseta, avisado del apuro, acudió a
primera línea con la intención de estudiar la forma de sacar a sus
hombres de la ratonera (...) Un francotirador tuvo la oportunidad de
encontrarle en su línea de tiro y aprovechó la ocasión. Saseta cayó
en una posición avanzada y su cadáver no puedo ser recuperado».
... hasta el pasado marzo. Tras años de trabajo e investigación,
la sociedad de ciencias Aranzadi consiguió encontrar y exhumar
los restos mortales.
Gernika
Al mediodía, tuvo lugar en Gernika otro homenaje al comandante en
jefe del Ejército Vasco organizado por Ahaztuak 1936 y Sasetaren
Aldeko Taldea. Fue un acto multitudinario en el que participaron
gudaris supervivientes y familiares de gudaris ya fallecidos.
Estuvo presente una representación de la familia de Estepan
Urkiaga Lauaxeta y de otras figuras históricas del nacionalismo
vasco como Cándido Arregi, uno de los fundadores de Jagi-Jagi.
Allí estaban también Marian Beitialarrangoitia, Jone Goirizelaia,
Kepa Bereziartua, José Luis Elkoro, Juan Mari Atutxa y
Joseba Azkarraga, entre otros.
Era un día especial para los gernikarras: se cumplían 71 años
desde que tres aviones en formación triangular que volaban muy
bajo bombardearan la localidad vizcaina. La ofensiva comenzó a
las 16.00 y duró tres horas, dejando arrasado un pueblo lleno
de vida y color que celebraba su día de mercado.
El Ayuntamiento aceptó la proposición de la familia del jefe
de Euzko Gudarostea, Ahaztuak 1936-77 y Sasetaren Aldeko Taldea,
para que el hondarribiarra fuera galardonado a título póstumo con
el premio «Gernika por la Paz y la Reconciliación». Además de este
líder de gudaris, fue premiada la keniana Dekha Ibrahim Abdi,
impulsora durante los años 90 de un exitoso modelo de diálogo
entre grupos de distintas etnias.
Después, en la Casa de Juntas, se formó una «guardia» de
ezpata-dantzaris y los familiares de Saseta llegaron con la
caja que contenía los restos del comandante en jefe. Caminaron
lentamente hacia el árbol por un pasillo de gente que los recibió
con aplausos, puños en alto, de pie. Se mezclaron cantos como el
«Eusko gudariak», la «Internacional» y «A las barricadas».
La caja fue depositada en una mesa cubierta con una ikurriña.
Al lado, había una silla vacía con una bandera republicana y
otra ikurriña, en representación de las personas que no estaban.
Fue sobrecogedora la interpretacion del «Eusko gudariak» de la
violinista Aintzina, mientras se leían los nombres de los más
de 80 gudaris que murieron junto a Saseta en la batalla de Areces.
Se cree que están enterrados en el campo «Padrón de los vascos».
Al final, los presentes fueron pasando por delante de la caja con
los restos de Saseta para darle el último adiós. Más de un viejo
gudari se emocionó hasta el llanto.


El Correo Digital:
Gernika recuerda el bombardeo con una amplia oferta de actos


Gernika conmemora hoy el 71 aniversario del bombardeo de esta
localidad vizcaína por la aviación alemana al servicio del general
Franco con varios actos que incluyen la entrega de la quinta edición
de los Premios Gernika por la Paz y la Reconciliación.
Los actos de conmemoración de esta fecha comenzarán, según el
Ayuntamiento de Gernika , con la presentación en el Lizeo
Antzokia del libro "El bombardeo de Gernika ". A continuación,
tendrá lugar un encuentro con Michel Janper, representante de
la asociación "Niños de la Guerra" y Johan Block, integrante
del colectivo "Familiares de fusilados de Guerra".
Por la mañana se celebrará también la quinta edición de la gala
de entrega de los Premios Gernika por la Paz y la Reconciliación
que han recaído en el comandante del Ejército Vasco Cándido Seseta
Etxebarria, muerto en febrero de 1937 cuando atacaba con sus "gudaris"
 (soldados) una posición enemiga intentado recuperar Oviedo para la
República, y en la keniana Dekha Ibrahim Abdi, premiada con el premio
Nobel alternativo 2007 por mostrar cómo se pueden reconciliar las
diferencias religiosas y de otro tipo en diversas situaciones étnicas
y culturales.
Los actos continuarán por la tarde cuando a las 16:30 horas -
coincidiendo con la hora en la que comenzaron a caer las bombas
sobre la localidad- dará inicio en el Mausoleo del cementerio de
Zallo el responso y la ofrenda floral por los fallecidos en el
bombardeo, que contará con la presencia de representantes
institucionales y políticos vascos, entre otras personalidades.
Según el alcalde de la localidad, José María Gorroño, hoy "será
un día especial en el que recordaremos a los centenares de muertos
y heridos que vivieron aquel horror, que nos dejó marcados para

 

Visto 3287 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Marzo 2014 21:24

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.