×

Advertencia

No se pudo cargar el archivo XML
Domingo, 07 Septiembre 2008 13:00

El aurresku del Che

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

El aurresku del Che

beltrán, a quien le ha abandonado el físico, se apoya en su hijo para batir a la pareja argentina. 
 
C. Ortuzar 
 
Enviado Especial
Fuente Deia

Santiago de chile. Retado por una voz bajo el tejadillo del trinquete, el Che Beltrán elevó ambas piernas para tocar la frontera del tejadillo con la punta de los pies. Primero con una pierna y luego con la otra. Como si se tratara de un aurresku. Sergio Raúl, Che Beltrán, acudió a las semifinales de mano parejas acompañado por su hijo Sergio y por su sentido del espectáculo. Le bastó con su voz para deshacerse de argentina, una pareja mal encarada. Y es que Servando Álvarez y Luis Maidagan no mezclaron jamás. Lo suyo fue aceite y agua. Irreconciliables. Jugaron sin el pegamento necesario y los Beltrán, padre e hijo, aprovecharon para hacer palanca y plantarse en la final ante Euskal Herria. Al Che el físico le ha abandonado, pero para eso está su hijo Sergio. El chaval siguió la voz de su padre, a modo de GPS, y barrió el frente. Achicó y atacó cuando se lo pidió su padre y además siempre estuvo atento al quite.

Hacer clic aquí abajito en LEER MÁS para continuar

 

Primero se escuchaba la voz del Che y a continuación maniobraba por el mapa trazado por su progenitor. Con eso les alcanzó en una bonita pugna con la pareja argentina, que restó por lo escaso de su afinidad sobre la cancha. Si el Che hablaba, Servando y Luis, alteradísimo en algunos pasajes, discutían. Una lástima porque al delantero mexicano se le vieron los achaques y las costuras en los desplazamientos laterales y en movimientos que requerían explosividad. Dominador del espacio por oficio y con alguna delicattessen aún en su catálogo, el Che delegó en su hijo Sergio la responsabilidad del saque para evitar las carreras para poner en juego la pelota.

Retomó el asunto el Che en los estertores con todo resuelto después de que Argentina se hubiera pegado un tiro en el pie (tenían que alcanzar los 23 tantos para ser terceros). En un ambiente guerracivilista en la albiceleste, Sergio Beltrán escuchaba con atención y respeto a su padre, que le dirigió con sabiduría para concretar el triunfo. "Bien hijito", le dijo a la conclusión. Minutos después de levantar la pierna. Del aurresku del Che.

México también se hizo con la plaza para la final individual. Edgardo Serralde, su representante, no tuvo piedad del argentino Nicolás Comas al que derrotó por 40-15 tras colocarle 14 tantos de saque. Aunque escaso de físico, Serralde, poseedor de una poderosa pegada, no encontró ningún contratiempo para llevarse el triunfo ante el joven argentino, al que se le intuye futuro.

la ficha

mano parejas

Beltrán-Beltrán II: 40

Álvarez-Maidagan: 22

Duración: 79 minutos:

Saques: 9 de Beltrán y ninguno y dos faltas de argentina.

mano individual

Serralde: 40

Comas: 15.

Duración: 44 minutos.

Saques: 14 de Serralde. 

Visto 2768 veces Modificado por última vez en Miércoles, 19 Marzo 2014 18:19

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.