Domingo, 15 Febrero 2009 16:54

Discurso Presidente Felipe Calderón

Escrito por

El Presidente Calderón en el Anuncio del Lanzamiento del Centro de Turbinas Aeronaúticas del Grupo ITP en México
Viernes, 13 de Febrero de 2009 | Discurso

Residencia Oficial
 
 
Qué tal, muy buenos días, amigas y amigos, bienvenidos.
Señor licenciado Francisco Garrido Patrón, Gobernador del Estado de Querétaro.
Señor licenciado Ignacio Mataix Entero, Director General de Industria de Turbo Propulsores, ITP.
Señor José Manuel Manzanedo Díaz, Presidente de la Industria de Turbo Propulsores.
Excelentísimo Embajador Carmelo Angulo Barturen, Embajador de España en México.
Distinguidos integrantes del presídium, invitados especiales, ingenieros, trabajadores de ITP, amigas y amigos:

He dicho y reitero que la inversión es el verdadero motor que impulsa el crecimiento y el empleo en cualquier economía. Por eso es un motivo de gusto el estar esta mañana y recibirlos aquí, en la casa de todos los mexicanos, a los directivos y socios de la empresa de componentes aeronáuticos, Industria de Turborreactores, ITR, a fin de compartir una gran noticia: la decisión de realizar una nueva inversión en nuestro país.
Hace un momento conversábamos con el Presidente de ITR, José Manuel Manzanedo Díaz, y decía que cuando esta empresa hizo su primera participación en nuestro país, hace ya casi 15 años, decía que, parafraseando a Luther King, tenía un sueño y ese sueño era ver convertido a Querétaro en un Centro de Desarrollo Aeronáutico de primera importancia, no sólo en México, sino en toda la región.
Y con esta nueva inversión se da un paso más a ver, precisamente, materializado ese sueño, esa visión constructiva, positiva, audaz, que permite que veamos precisamente hoy fructificar los esfuerzos realizados hace ya muchos años.
Además esta inversión es muy significativa, ustedes compartirán este punto de vista conmigo, porque muestra que, no obstante la difícil situación económica internacional, hay una gran confianza en nuestro país por parte de empresas como ITR e ITP. 
Porque saben que cuentan con una mano de obra joven, una mano de obra altamente capacitada, condiciones adecuadas para garantizar el éxito de la empresa, posición geográfica clave, fundamentales macroeconómicos estables y una visión de largo plazo de desarrollo del país, que permite, precisamente, que prosperen proyectos de largo plazo, como son proyectos aeronáuticos.
Yo los felicito porque invertir en México es, sin duda, una buena decisión de negocio.
Como todo proceso que se registra en la economía. Una actividad humana que ha mostrado durante siglos un comportamiento a base de ciclos, de crestas, de valles; los fenómenos económicos, como el que vivimos, son a final de cuentas de carácter transitorio; es decir, no hay bonanza que dure para siempre, no hay un auge económico permanente, como tampoco hay crisis que sean permanentes.
Hay un comportamiento económico en el cual la economía amplía o reduce sus espacios de demanda, pero en el largo plazo mantiene una tendencia creciente. Y la clave es saber invertir, precisamente, con esa visión de largo plazo.
Hoy, aún en el entorno en que vivimos, y yo diría, incluso, dado el entorno que vivimos, este es un buen momento para invertir con visión de largo plazo; es decir, para inversiones que generan los ingresos, los réditos y su maduración de proyectos en el mediano o largo plazo porque, precisamente, una vez que esta situación mundial encuentre nuevamente su tendencia estable de largo plazo, las inversiones que se hagan ahora serán, incluso, mucho más rentables en la medida en que inicie nuevamente, que iniciará, un nuevo ciclo económico.
La nueva inversión de ITR que se anuncia, alcanzará en su maduración hasta 383 millones de dólares, una inversión inicial de 160; y va a estar destinada al diseño, al desarrollo y a la fabricación de turbinas de baja presión en México, las cuales son componentes fundamentales de los motores de las aeronaves modernas.
Es muy positivo que más de la mitad de estos recursos se canalicen a investigación y desarrollo tecnológico. Con este proyecto se estima crear alrededor de 850 empleos directos para nuestros jóvenes ingenieros y técnicos, y de otros dos mil 500, por lo menos, de naturaleza indirecta.
Desde el inicio de esta Administración nos propusimos hacer de México un lugar para invertir, y en especial, fortalecer sectores o nichos estratégicos de alto valor agregado, como es el sector tecnológico, el electrónico, el automotriz y, desde luego, el aeronáutico.
Consta a quienes me acompañan habitualmente en mis Giras de Trabajo, un buen número de las visitas que he realizado al Estado de Querétaro, incluyendo la última, han sido, precisamente, a empresas o proyectos detonadores de la industria aeronáutica en ese estado.
Yo quiero, desde luego, felicitar al Gobierno de Querétaro por haber sostenido esta visión, por haber impulsado con acciones, con infraestructura, con proyectos educativos que son medulares en el desarrollo de proyectos tecnológicos, este espacio de industria aeronáutica que ahora se está desarrollando con intensidad.
Hemos, de manera conjunta, impulsado acciones decididas para instalar y desarrollar industrias aeronáuticas; y por ello, hemos trabajado hombro con hombro, en este caso con el Gobierno de Querétaro, pero no sólo con este gobierno estatal, a fin de generar las mejores condiciones para quienes deciden invertir en nuestro país.
Gracias a estas acciones, la industria aeronáutica ha tenido un crecimiento acelerado en los últimos años. Hoy este sector está integrado por más de 190 empresas, que generan empleos de calidad para alrededor de 27 mil personas.
Entre enero y septiembre de 2008, las empresas del sector realizaron exportaciones mexicanas por más de dos mil 400 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de alrededor de 20 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.
Se estima que al cierre del año pasado, aún con las condiciones de desaceleración de la economía mundial, de todos conocido; las exportaciones del sector alcanzarán los tres mil millones de dólares, un incremento de más del 10 por ciento con respecto a 2007.
Así, la industria aeronáutica ya está siendo, y será aún más, un motor que potenciará la productividad y la competitividad de la economía mexicana.
Como todos sabemos, el mundo actualmente atraviesa una de las mayores crisis económicas que haya tenido la economía contemporánea. Pero frente a esta situación, yo estoy convencido de que proyectos productivos, como el de ITR, contribuirán a que México pueda retomar la ruta del crecimiento y principalmente genere empleos, por cierto, además, empleos de calidad, en momentos particularmente como éste, en que más se necesitan.
México es un país de gente honesta, de gente trabajadora, de gente que se esfuerza día con día por sacar adelante a su familia. Y precisamente, pensando en las familias mexicanas, es por lo que el Gobierno Federal está utilizando todos los instrumentos a su alcance para proteger los empleos y las fuentes de ingreso de las familias mexicanas.
Una muy buena forma de hacerlo es, precisamente, apoyando al sector productivo en nuestro país. En el caso de ITR, el apoyo del Gobierno para del desarrollo del proyecto ha sido vital, precisamente, para concretar esta inversión multimillonaria en nuestro país.
De la misma forma, en esta misma semana anunciamos la puesta en marcha de varias acciones:
Uno, por ejemplo, el Programa para la Preservación del Empleo, a través del cual el Gobierno Federal destinará hasta dos mil millones de pesos para proteger la fuente de trabajo de casi medio millón de trabajadores mexicanos, que laboran en áreas sensibles a la demanda mundial.
También, esta semana envié al Congreso de la Unión una iniciativa de ley para que los trabajadores puedan disponer de una cantidad mayor de fondos de su cuenta individual de retiro en estos momentos de dificultad, y de esa forma cuenten con recursos para enfrentar una situación adversa de carácter laboral.
Con esta medida, los trabajadores y sus familias, de aprobarla el Congreso de la Unión, podrán retirar una cifra que en conjunto representa 15 mil millones de pesos, que de otra manera no estarían disponibles para ellos.
Adicionalmente, estamos implementando el Programa de Infraestructura más grande de la historia del país, y para ello, estimamos en 2009 una inversión impulsada por el Gobierno de casi 600 mil millones de pesos. Esto nos permitirá estimular el crecimiento y, sobre todo, generar los empleos que los mexicanos necesitan.
Yo quiero destacar que estas acciones, así como otras del programa contracíclico, que el Gobierno mexicano ha adoptado, se realizan manteniendo un manejo responsable de las finanzas públicas y sin comprometer el futuro del país para las próximas generaciones.
Mi Gobierno ha tomado y seguirá tomando todas las acciones necesarias para proteger los empleos y los ingresos de las familias en estos tiempos difíciles.
Amigas y amigos:
Aún en medio de un entorno internacional adverso, en México estamos fortaleciendo nuestras capacidades y haciendo de cada reto una oportunidad para transformar al país.
La decisión de inversión de ITR es una muestra palpable de la visión de futuro de esta empresa y de la confianza que tienen empresas como ésta en nuestro país.
Tengo la certeza de que actuando juntos superaremos las adversidades. Y tengan la certeza, también, de que el Gobierno Federal seguirá actuando con oportunidad para fortalecer esa confianza, para mejorar las condiciones de inversión en el país y para seguir construyendo, con visión de largo plazo, los cimientos de una Nación más justa y más próspera, tal y como la anhelamos todos los mexicanos.
Sé que una vez que la economía internacional retome su paso, estaremos mucho mejor preparados que otras economías emergentes para, precisamente, aprovechar todas las ventajas derivadas del inicio de un nuevo ciclo económico.
Sé que con acciones como ésta, perseverando en el esfuerzo por revertir el impacto de la crisis, promoviendo la inversión en México; inversión que aporte tecnología, valor agregado y empleo a nuestro país, saldremos adelante.
Muchas felicidades, muchísimas gracias.


Diversas intervenciones en el Anuncio del Lanzamiento del Centro de Turbinas Aeronaúticas del Grupo ITP en México

Viernes, 13 de Febrero de 2009 | Discurso
Residencia Oficial

-MODERADOR: Toma la palabra el señor licenciado Ignacio Mataix Entero, Director General de la Industria de Turbo Propulsores, S. A.
-LIC. IGNACIO MATAIX ENTERO: Ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Felipe Calderón; Gobernador del Estado de Querétaro, licenciado Francisco Garrido Patrón; Secretario de Economía, ingeniero Gerardo Ruiz Mateos.
Presidente de ProMéxico, doctor Bruno Ferrari; distinguidos amigos y amigas:
Muy buenos días.
Hoy nos encontramos aquí, en presencia del señor Presidente como testigo de honor, para anunciar que la empresa española Industria de Turbo Propulsores a través de sus filiales mexicanas: ITP México e ITR, ganadora del Premio Nacional de Tecnología 2006; tiene el objetivo estratégico de diseñar y fabricar en México las turbinas de baja presión de menos de 15 mil libras de empuje.
Esta iniciativa para desarrollar las turbinas de baja presión en México, supone un nuevo paso cualitativo importantísimo en la consolidación de ITR como referente tecnológico en el sector aeronáutico de México, y representa un adelanto de una década, comparado con lo que se considera normal en la industria.
Este proyecto pondrá a México en las ligas mayores del sector, ya que solamente unos pocos países en el mundo tienen capacidad acreditada en el suministro de turbinas de baja presión.
La turbina de baja presión que diseñará y fabricará ITR es un componente fundamental del motor, representando aproximadamente el 20 por ciento de la planta de propulsión.
El diseño de la turbina incorporará las últimas herramientas para optimizar la aerodinámica con objeto de reducir la huella sónica del motor y el consumo de combustible.
En las condiciones de funcionamiento del motor, la turbina de baja presión es la encargada de aprovechar el flujo que lo atraviesa, para convertirlo en potencia y mover el fan que impulsa al avión.
Por otra parte, conseguir motores más eficientes exige que las temperaturas a las que están sometidos los componentes de la turbina sean cada vez mayores, lo cual hace que el diseño mecánico de los mismos, sea progresivamente más complejo y se utilicen materiales de menor peso y mayor duración.
El proyecto, partiendo de la fabricación de componentes más sencillos que ya hemos empezado a producir y que tenemos fuera, consiste en diseñar, hacer los prototipos, los ensayos, la validación, la fabricación y el preensamblaje de las turbinas de baja presión.
En una primera etapa, la inversión puede alcanzar los 160 millones de dólares, aproximadamente, de los cuales dos tercios serán en I+D+i, y un tercio en industrialización. Generará 400 empleos directos y más de mil 300 inducidos e involucrará a más de 40 PyMES, centros tecnológicos y universidades.
Estas cifras están basadas en el objetivo de diseñar y fabricar para tres motorizaciones que sirvan para equipar más de nueve modelos de avión en el largo plazo de tiempo.
Durante toda la vida, de estas motorizaciones y estimando nuevas aplicaciones que pueden llegar a producirse, estas inversiones podrán llegar a duplicarse.
Comparada con otros sectores, esta inversión no implica una masiva creación de empleo, pero genera una capacidad profesional con altísima cualificación, con una transferencia de tecnología muy importante y con una estabilidad por los plazos de desarrollo envidiable en otras industrias.
El proyecto de altísimo contenido tecnológico abarca todos los pasos de la cadena de valor de la industria aeroespacial: conceptualización, diseños, prototipos, fabricación, ensayos, validación; muy difícil y muy costoso deslocalizar de larga duración. Nuestros proyectos tienen una vida de entre 40 y 50 años, que es el ciclo de vida típico del motor, y además desarrollará una cadena de suministro local para los motores aeronáuticos.
Este reto que nos estamos proponiendo exigirá el máximo de nuestra eficiencia productiva para hacerlo viable y requerirá del apoyo de todos los actores sociales que intervienen directa o indirectamente en nuestra actividad.
De manera que un proyecto de esta magnitud, puede revertir en riqueza nuestro entorno. Y cuando digo nuestro entorno, significa México, como demuestra que en los últimos 11 años de existencia de ITR, todos los beneficios se han reinvertido.
Los socios, Mexicana de Aviación e ITP, no han obtenido rendimientos económicos de la sociedad y con este proyecto van a retrasar su obtención en el corto plazo teniendo, probablemente, que inyectar recursos en la sociedad.
Señor Presidente.
Quiero felicitar a usted y a su Gobierno, especialmente a la Secretaría de Economía, a ProMéxico y al CONACyT, al Gobernador de Querétaro y a la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Querétaro, por el apoyo tan decidido y la labor tan encomiable que han estado y están haciendo para lograr que esta oportunidad se convierta en realidad; así como el esfuerzo por impulsar la innovación, el desarrollo y la innovación para la creación de tecnología propia.
No quiero dejar pasar esta oportunidad sin agradecer a Mexicana de Aviación, nuestro socio en ITR, y a los integrantes de ITR por el esfuerzo realizado que, sin duda, ha permitido plantear esta iniciativa.
Animar a todos los colaboradores de ITR a seguir trabajando con la misma pasión, innovación y liderazgo, para hacer de este proyecto una realidad histórica para México.
Señor Presidente:
Entre todos vamos a hacer que este proyecto sea un éxito para ITR, para ITP, para Querétaro y para México.
Muchas gracias.
-MODERADOR: A continuación hace uso de la palabra el ciudadano licenciado Francisco Garrido Patrón, Gobernador del Estado de Querétaro.
-GOBERNADOR FRANCISCO GARRIDO PATRÓN: Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; ingeniero Gerardo Ruiz Mateos, Secretario de Economía; doctor Bruno Ferrari, Presidente de ProMéxico; licenciado Ignacio Mataix, Director General de ITP, y licenciado José Manuel Manzanedo, Presidente de ITR.
Distinguidos asistentes:
Hace unos días tuvimos el honor de recibir en Querétaro la visita del Presidente de la República. En esa ocasión fuimos testigos de la puesta en marcha de importantes proyectos para el sector industrial del estado, que representan también polos de desarrollo a nivel nacional.
Hoy constatamos, una vez más, el dinamismo del sector emprendedor del país, así como la solidaridad y el empeño del capital extranjero que cree en México y que le apuesta a su desarrollo, a pesar de las voces que pronostican desastres.
Después de lo expresado por el licenciado Mataix, sólo quiero destacar que el anuncio del Lanzamiento del Centro de Turbinas de ITP, es el resultado de una acendrada relación entre Querétaro y el capital español, que hemos venido cultivando fuertemente durante los últimos cinco años de mi Gobierno, que ha encontrado su mejor respaldo en el apoyo tanto del Gobierno Federal y del propio gobierno estatal.
Querétaro se ha venido consolidando en los últimos años como una tierra atractiva para la inversión de capital privado tanto nacional como extranjero.
Seguiremos trabajando en el fortalecimiento de esos vínculos porque estamos convencidos de que son un motor de progreso, especialmente en momentos críticos, en momentos difíciles para la economía del mundo, como los que estamos viviendo hoy en día.
Estamos realmente satisfechos de asistir al arranque de este importantísimo proyecto, que representa una notable inversión, como ya se dijo aquí, inicialmente de 160 millones de dólares para llegar a 380 millones de dólares, con la generación de hasta 800 empleos directos con el complemento de los empleos indirectos, que es una ratio de tres a uno.
Pero además, significa una muy loable suma de esfuerzos y de recursos de una empresa líder en su ramo, que de esta manera echa raíces en nuestro país y que hace que se consolide el cluster aeroespacial en el Estado de Querétaro.
El Centro de Turbinas Aeronáuticas de ITP, representa para Querétaro un paso más en la consolidación de este proyecto que hemos apoyado por sus amplias posibilidades: la creación de un cluster para la industria aeronáutica.
En el curso de los últimos cinco años, el gobierno estatal ha captado una inversión por más de mil 140 millones de dólares, impulsando el establecimiento de empresas tales como Bombardier, ITR, ITP, Aernnova, Grupo Safran y otras más que permitirán la generación de aproximadamente siete mil empleos en una industria estratégica no solamente para México, sino para el mundo.
Con ustedes, con su apoyo y participación, estamos haciendo de Querétaro el estado líder en el desarrollo de la industria aeroespacial en México.
Mis felicitaciones al licenciado Ignacio Mataix, Director General de ITP, y a todos los ejecutivos que nos acompañan y que han hecho posible este lanzamiento después de muchos días y horas de arduo trabajo.
Quiero decirles que nos enorgullece mucho que  hayan elegido a Querétaro para desarrollar sus trascendentes actividades.
 Y a usted, señor Presidente, le expreso una vez más, a nombre de los queretanos, nuestro reconocimiento por su decidido apoyo. Compartimos la certeza de que México es capaz de salir adelante y que nos sumamos a su esfuerzo y al de todos los mexicanos que de buena fe y con hechos estamos trabajando por el país.
Muchas gracias.

 

Visto 2056 veces Modificado por última vez en Miércoles, 19 Marzo 2014 20:37

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.