Viernes, 11 Enero 2008 08:38

Aurora Arnaiz Jurista vascomexicana

Escrito por www.euskalkultura.com
Valora este artículo
(0 votos)

La jurista vascomexicana Aurora Arnaiz: 'Fuimos pioneras de la bandera de la dignidad de la mujer en el País Vasco'

Aurora Arnaiz en su despacho de la UNAM (foto José Núñez/La Jornada)

 

 

Homenajeada en pasado mes de diciembre por el Congreso 'Mujer y Exilio' realizado en Donostia, la catedrática de Derecho Aurora Arnaiz es una de las personalidades más destacadas y apasionantes de la diáspora vascomexicana. Nacida en Sestao en 1913, llegó a México en 1943 huyendo del franquismo, contra el que había militado activamente. En el país azteca Arnaiz ha desarrollado una destacada actividad intelectual, que la ha llevado a ser a sus 92 años una de las referencias en el mundo del Derecho Constitucional. El semanario Zazpika, del diario Gara, entrevistaba en su última edición a esta mujer de vida apasionante en un artículo que resumimos a continuación.

 

 

 

México DF, México. La periodista Maite López entrevista a Aurora Arnaiz en el último número del dominical Zazpika, editado por el diario Gara. En el reportaje, López destaca dos rasgos de esta vascomexicana de pro: primero, el hecho de que a su llegada a México decidiera iniciar una nueva vida, encerrando todos los recuerdos de su vida anterior y la guerra civil en 'una caja que tardaría 50 años en abrir'. Segundo, 'la fortaleza de los pilares en que fue educada', y que han llevado a esta mujer a convertirse en una de las primeras catedráticas de Derecho de México. Aún hoy, a sus 92 años, Arnaiz es una reputada experta en Derecho Constitucional que imparte clases desde hace 52 años en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

En 1989, después de 50 años sin verlos desde su exilio mexicano, Arnaiz se reunió en Madrid con dos de sus tres hermanos, Palmira y Paco, y conversando con ellos se dio cuenta de hasta qué punto había olvidado todo lo sucedido en la guerra civil. Durante cinco décadas, desde su llegada a México en 1943, Aurora guardó en un baúl cerrado a cal y canto todas las vivencias de la guerra civil. Era una estrategia para sobrevivir, para afrontar una nueva vida. Pero tras el encuentro con sus hermanos, Arnaiz decidió recuperar su pasado y se tomó un año sabático de su trabajo en la universidad para escribir un libro sobre sus vivencias en la guerra.

 

Los recuerdos de Luisa Julián

 

El fruto de ese trabajo es 'Retrato hablado de Luisa Julián', editado en 1996 por la madrileña Ediciones Compañía, y publicado recientemente en México por Conaculta. La protagonista, Luisa Julián --alter ego de Arnaiz-- toma su nombre de la cédula de identidad falsa que le proporcionaron para poder abandonar el estado español. El escrito describe la vida en Bilbao antes de la guerra, el Bilbao sucio del Nervión, el de los Altos Hornos. En esta infancia, cobra una dimensión importante la figura del padre de Arnaiz, líder sindical socialista, ateo y librepensador, que inculcó sus creencias a sus hijos.

 

Desde pequeñas Aurora y sus hermanos se educaron a contracorriente del férreo catolicismo imperante, participando en los Grupos Infantiles Socialistas y leyendo a autores como Dostoievski, Nietzsche, Gogol y Gorki. 'Era un país provinciano, provinciano, provinciano...', rememora Arnaiz. 'Fue una lucha enorme de los cuatro hermanos, sobre todo de Palmira y mía. Mi hermana y yo luchamos siempre contra todo ese ambiente retrógrado. Fuimos pioneras de la dignidad de la mujer en el País Vasco', afirma.

 

Duras vivencias en la Guerra Civil

 

Alentada por estos valores Arnaiz se desplazó a Madrid para estudiar Derecho, y allí la encontró el levantamiento militar del general Franco. Arnaiz participó en la primera columna de las Juventudes Socialistas para hacer frente a las tropas del general Mola en el Alto de los Leones. 'Pero nuestra gente no sabía manejar un arma, y los otros, con Franco, sí', recuerda. En enero de 1937 Aurora se casó con el joven militante José Cazorla, que fue nombrado Gobernador Civil de Albacete. Durante la guerra Arnaiz dio a luz a su primer hijo, Carlos, pero en marzo de 1939 fue detenida en Guadalajara. Durante la detención su hijo enfermó y, al no recibir atención médica adecuada, falleció. El dolor por la pérdida sigue latente, y transcurridos más de 60 años del suceso, sigue sin querer hablar de ello.

 

Aurora logró salir de prisión y huir a Francia, pero su marido fue detenido en Madrid y fusilado. Tras muchas peripecias y sufrimientos Arnaiz logró cruzar la frontera con Francia, y exiliarse en México, tras pasar por Cuba y Santo Domingo. 'México es un país mágico, llegas a él y ya no puedes moverte', afirma. En el país azteca rehizo su vida junto a Emilio Rodriguez Mata, exiliado salmantino. Con él tuvo dos hijos, y al tiempo que los educaba, decidió retomar los estudios de Derecho.

 

Su capacidad y entrega en los estudios fue tal que Arnaiz no solo terminó la carrera, sino que se convirtió en la primera mujer catedrática de Derecho del país azteca. Ha escrito más de treinta volúmenes y en este momento tiene tres libros en imprenta, dos de ellos reediciones. A sus 92 años, Arnaiz sigue impartiendo clases en la Universidad y está considerada, además, una de las autoridades del país en materia de Derecho Constitucional.

 

 

 

Visto 2840 veces Modificado por última vez en Jueves, 27 Marzo 2014 20:17

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.