Sábado, 26 Abril 2008 07:52

Vascos en el México decimonónico, 1810-1910

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

"El día 24 de abril de este año se presenta mi nuevo trabajo titulado Los Vascos en el México decimonónico, 1810-1910. Esta obra de investigación recorre cien años decisivos en la historia de México en relación al importante aporte vasco. Este libro se divide en tres partes: la primera es un estudio del grupo desde su origen en Euskalherria hasta su asentamiento en tierras mexicanas; la segunda parte trata el aporte vasco a la economía de México, y la tercera es un registro de cerca de 5.000 vascos que decidieron cruzar el océano y empezar una nueva vida.Ademas es complementada con un acervo fotográfico muy ilustrativo.Este voluminoso estudio, de 830 páginas, ha sido editado por la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País y tanto esta institución a la que pertenezco como yo  mismo actuamos sin afán de lucro. El libro se pondrá a la venta a partir de la fecha de la presentación en el palacio de Intsausti de Azkoitia, sede del Instituto Xabier María de Munibe. El próximo mes de mayo tendremos el honor de presentar el libro en la Embajada de México en España (la fecha exacta está por concretar).Pero realmente  la  prioridad de este libro es dar a conocer a los mexicanos desdecendientes de vascos (entiéndase en el aspecto antropológico y cultural, es decir navarros, vasco franceses y vascos de la Comunidad Autónoma del País Vasco) por lo que estamos muy avanzados en la presentación de esta monografía en Ciudad de México en el Centro Cultural de España en el centro histórico, durante  los primeros días del mes de junio. Asimismo y cumpliendo la palabra dada hace unos años presentaremos esta obra en Mazatlán, como homenaje a Teresa Patrón de Letamendi por su dedicación a la difusión de la historia del pueblo vasco." Dr. Jesús Ruiz de Gordejuela Urquijo

LOS VASCOS EN EL MÉXICO DECIMONÓNICO, 1810-1910

Introducción


El libro que tienen ante ustedes es el fruto de varios años de investigación del colectivo vasco en tierras mexicanas durante el siglo XIX. Su presencia numérica en relación al conjunto de extranjeros, sus características especiales, aún presentes hoy día, la pervivencia de los viejos modelos de relación y sociabilidad después de cien años de independencia, la fácil asimilación de las nuevas políticas mercantiles, y principalmente, la notable impronta que dejaron en sectores muy concretos y de alto valor estratégico en la economía y sociedad mexicana, especialmente en la industria y el comercio, hacen de este grupo étnico-cultural merecedor de un estudio general.

para seguir leyendo hacer clic en leer más...

El inicio de la Insurgencia en 1810 significó la ruptura con un tiempo pasado en el que las relaciones entre súbditos y colonia estaban forjadas por el dominio colonial. Si la presencia vasca en los treinta años anteriores fue de gran importancia al controlar prácticamente el Consulado de México e importantes figuras de la política habían sido originarios del País Vasco y Navarra, con el “Grito a Dolores”, el papel que tocó jugar a los descendientes de los vascos fue trascendental para el futuro de México. La presencia vasca procedente de Euskalherria ─ término elegido para designar el origen de los vascos de ambos estados (español y francés) y que es utilizado en todo momento con carácter étnico-cultural y que en ningún momento se pretende hacer una lectura política con criterios actuales ─ a pesar de su escasa incidencia numérica jugó un papel prioritario en el desarrollo económico de México. Creemos oportuno reclamar un espacio propio dentro de la historiografía tanto española como francesa y mexicana, ya que los emigrados allí asentados además de su condición francesa o española actuaron, tal como se puede apreciar a lo largo de este libro, anteponiendo su condición de naturales de Euskalherria a la hora de emprender nuevos negocios o de contraer matrimonio. Ahora bien, esto no significa que los vascos emigrados a México durante este siglo no se identificasen como súbditos españoles; de hecho ocurre todo lo contrario, fueron los primeros en reclamar ayuda a la Corona y los primeros en organizar diversos comités de ayuda cuando España lo solicitaba.
La fecha elegida para dar por finalizada esta obra es la 1910. Por una parte se cumplía el Centenario de la Independencia, tiempo suficiente para observar los cambios producidos en la república durante este siglo, y por otra, el principio de una nueva etapa con el estallido de la Revolución Mexicana en noviembre de ese mismo año.
El interés de la historiografía, tanto española como vasca, se ha centrado fundamentalmente en el estudio de la emigración en masa a las nuevas repúblicas del Cono Sur americanas y en menor medida a la presencia española en México. Así pues, si minoritaria es la producción de títulos con protagonista español, mucho menor es en el caso vasco, y qué decir de la vascofrancesa que es inexistente. La posible razón de esta realidad se debe a la confluencia de varios factores como son el mayor interés por la presencia vasca en México durante la colonia ─ al ser el destino prioritario de los vascos ─, el reducido número de vascos que emigraron a México durante el siglo XIX y un mayor interés por el estudio del exilio vasco nacionalista a América, tras la guerra civil de 1936-39.
La publicación de las Actas del IV Seminario de Historia de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, dirigida por la profesora Ma. Cristina Torales en 1992 con motivo del Quinto Centenario del Descubrimiento supuso el despertar del estudio de los diversos colectivos españoles asentados en México. A esta inicial se le sumó la serie de seis libros Los vascos en las regiones de México, siglos XVI-XX (1996-2002), obra coordinada por Amaya Garritz que contó con el apoyo editorial de la UNAM.
A partir del género biográfico se ha incrementado el conocimiento de muchos personajes, unos con mayor relevancia que otros. Se ha avanzado en el estudio de los vascos en regiones concretas y específicas de México, vinculándose a actividades económicas. Una asignatura pendiente es la necesidad de avanzar en el conocimiento del número de emigrantes vascos y sus actividades en las distintas regiones. En estos “cajones de sastre” se han publicando artículos de distinta índole y calidad ofreciendo información interesante pero muy dispersa e inconexa.
La investigación de este libro se ha basado fundamentalmente en fuentes primarias procedentes de distintos archivos de cuatro países a ambos lados del océano. En España la documentación más relevante nos la ha proporcionado la sección de Asuntos Exteriores del Archivo General de la Administración y las secciones de Estado del Archivo General de Indias y del Archivo del Ministerio de Asuntos Exteriores español. En México pudimos investigar en el Ramo de Gobernación del Archivo General de la Nación, gracias a lo cual, fue posible acceder a la relación de vascos que solicitaron cartas de seguridad.
La necesidad de conocer los distintos ámbitos en los que los vascos tuvieron presencia y la falta de estudios sobre estos nos ha obligado a consultar un considerable volumen de fuentes de carácter secundario. Unas y otras fuentes nos han facilitado descubrir muchos personajes que hasta ahora habían pasado inadvertidos a los investigadores.
Los estudios más recientes se centran en el estudio de españoles que se insertaron en la vida económica y social del país en sus esferas más altas. De este modo conocemos elementos importantes del pequeño grupo de destacados comerciantes y prestamistas vinculado con los diferentes gobiernos, o bien de los empresarios que invirtieron en la minería o en la naciente industria y que poco a poco ampliaron y diversificaron su área de influencia hacia otras actividades o sectores de la economía mexicana del siglo XIX. Sin embargo, es aún escaso el conocimiento que tenemos del grupo. Como dice Pérez Herrero los rostros de estos se desdibujaron con el paso del tiempo y los archivos apenas nos permiten delinear una tenue imagen colectiva. Pero si difícil es hacer un seguimiento del colectivo español, más aún lo es del vasco ya que en muchas ocasiones tan sólo conocemos su condición de españoles por lo que hay que hacer un estudio detallado de cada uno de ellos para saber si su origen es vasco y para ello, nos hemos servido de los archivos diocesanos del País Vasco.
Respecto al número de vascos que emigraron a México a lo largo del siglo XIX no tenemos cifras concluyentes aunque sí sabemos que durante la Colonia y a lo largo del período que nos ocupa el flujo inmigratorio desde Euskalherria fue constante pero muy minoritario, razón por la cual resulta aún más interesante el estudio de este colectivo en tierras mexicanas. Los datos sobre población disponibles para la mayor parte del siglo XIX son heterogéneos y contradictorios, y el manejo de las cifras se torna aún más complicado cuando se trata del estudio de los movimientos migratorios.
El vasco es un emigrante “privilegiado” no por arte de prerrogativas, sino por alcanzar posiciones aventajadas. La expresión no dejará de suscitar comentarios, pero los hechos referidos resultan elocuentes. Un marco legal que propició su ascenso ─ fundamentalmente durante el régimen de Porfirio Díaz ─ , el ejercicio de destrezas y de habilidades para entablar conexiones personales, una disciplina cuasi monástica durante los largos años de aprendizaje y dedicación a su patrón y una cualificación técnica superior al resto de los peninsulares ─ principalmente durante los últimos años del porfiriato─ colocaron a los vascos en posiciones privilegiadas para poder alcanzar el éxito económico y social.
Uno de los errores más graves que ha cometido la historiografía vasca en relación a este asunto ha sido considerar vascos a todos aquellos que tuvieran apellido “sonoro” independientemente de dónde hubieran nacido o de los vínculos que tuviese con el País Vasco. Este hecho es más patente en los estudios del colectivo vasco en América.
El criterio utilizado para discernir a los vascos de México ha sido doble. Por una parte consideramos vascos a todos los nacidos en Euskalherria y asimismo a los descendientes de estos que, conscientes de su origen participan de tradiciones e instituciones de carácter asociativo, culturales-religiosas o pertenecen a redes comerciales en donde el factor vasco es determinante. El desconocimiento del origen de muchos de los empresarios mexicanos ha permitido que hasta ahora algunos de los que se consideraban mexicanos habían nacido en realidad en España y en concreto muchos en el País Vasco. Este dato es revelador en cuanto que altera toda la estadística referente al papel jugado por los españoles en el proceso de industrialización mexicano.
La estructura de este libro se fundamenta en tres partes significativamente diferentes: la primera es un análisis profundo del grupo desde distintas perspectivas en donde se presenta por primera vez la emigración vasca a México desde su inicio en Euskalherria, mostrando elementos culturales e históricos en base a un criterio “cronovital” en el que van de la mano la sucesión de los acontecimientos y las experiencias vitales del joven emigrante.
La segunda fase es de marcado signo económico. En primer lugar se muestra el papel jugado por los vascos en la economía mexicana desde finales de la colonia hasta mediados de siglo XIX en el conjunto del país, observándose cómo los acontecimientos históricos fueron modelando al comerciante vasco hasta derivar en un personaje que navega entre dos mares: la continuidad en el ejercicio de sus labores comerciales y crediticias, como habían estado realizando durante la colonia y por otro lado, la asimilación de nuevas fórmulas de relación entre las fuerzas productivas cercanas al eminente capitalismo liberal de finales de siglo. Durante esta segunda mitad los vascos van a ser un elemento fundamental en el desarrollo económico de México. Es por ello que nos ocupemos de los vascos en los distintos espacios geográficos y profesionales a lo largo de la república haciendo especial hincapié en cuatro regiones mexicanas en donde esta presencia ha sido más determinante y notoria. Aunque limitado por lo fragmentario de las fuentes, se ha procurado integrar datos económicos, información sobre las casas comerciales más importantes y materiales biográficos de los hombres de negocios vascos radicados en la república más destacados.
La tercera y última parte es un registro inédito en el que se identifica a cerca de 5.000 vascos, tanto del estado español como francés,.que a lo largo del periodo 1810-1910 emigraron a México.

Todos estos datos que se exponen por primera vez son el fruto de una búsqueda minuciosa en más de una treintena de archivos y en cientos de libros y artículos en los que hemos expurgado. No solo nos hemos conformado con identificarlos sino que también aportamos datos significativos de su procedencia, profesión, residencia y datación de su periplo mexicano.
Finalmente el lector interesado dispone de un anexo titulado Geografía física y política de Euskalherria en el se esbozan las características más reseñables de esta comunidad étnico-cultural que espero ayuden a un mejor entendimiento.
Esperamos sinceramente que este libro sea de utilidad para el investigador que sabrá valorar esta información, y gratificante para el profano que deseo le sirva para entender mejor la particularidad de los vascos en México y el importante papel que jugaron a lo largo del siglo XIX.
Como conclusión, podemos decir que el estudio de los vascos en el México finisecular puede parecer a primera vista un ejemplo de “microhistoria” por su relativa presencia humana en este país americano, pero sin embargo es un vehículo de conocimiento de un vasto universo social que trasciende el mero análisis demográfico para profundizar en las múltiples dimensiones humanas y económicas de un colectivo como éste, tan importante en la historia de México.
 

                                                                                                    Índice


CUADRO HISTÓRICO COMPARATIVO ...    6
INTRODUCCIÓN............................................................................................................ 13
1ª PARTE. DE EUSKAL HERRIA A MÉXICO  19
CAPÍTULO I. CLAVES DEL VASQUISMO DEL SIGLO XIX . 20
 Los Fueros o Leyes Viejas................................................................. 21
 La casa o “etxea” .... 23
 La identidad vasca....................................................................................  26
 México en el imaginario español .... 30
 Los vascos en el imaginario mexicano .... 33
CAPÍTULO II. LA EMIGRACIÓN VASCA A MÉXICO. 39
 Causas de la emigración secular vasca .. 49
 El servicio militar obligatorio .. 55
CAPÍTULO III. LA REGLAMENTACIÓN DE LA EMIGRACIÓN DURANTE EL S. XI .. 63
 La reglamentación en Francia  73
 Política migratoria mexicana .. 75
 Los vascos y la política de colonización hasta el porfiriato  83
 Ferrones vascos en México  86
 Los vascos y la política de colonización del porfiriato ........98
 Pros y contras de la emigración a América .......100
CAPÍTULO IV. LOS VASCOS EN NUEVA ESPAÑA .......111
 La insurgencia, 1810-1821 .......117
 La huida de los hombres de negocios .......123
 La expulsión de españoles .......128
CAPÍTULO V. PRESENCIA VASCA DURANTE EL SIGLO XIX .......134
 Población vasca en México entre 1837 y 1910 .......136
 ... y de nuevo México como destino .......140
 Estudio del grupo, 1841 y 1857 .......147
 Vascos en las regiones de México .......165
 Los vascofranceses en México .......171
CAPÍTULO VI. MÉXICO A TRAVÉS DE LOS ESCRITOS DE LOS EMIGRADOS VASCOS .......180
 Vivencias de Pacho Gaminde .......187
 Las cartas de José Gortazar .......191
CAPÍTULO VII. LA VIOLENCIA ANTIESPAÑOLA: LOS VASCOS EN TIERRA CALIENTE .......196
CAPÍTULO VIII. ASOCIACIONISMO VASCO EN MÉXICO .......212
 La Cofradía de Aranzazu .......212
 El Colegio de las Vizcaínas .......219
 El Casino español de México .......233
 La Junta Patriótica de la ciudad de México .......238
 Historia de la Beneficencia española en México …...244
 Antecedentes próximos de la fundación del Centro Vasco .......251
 El asociacionismo vasco a finales del siglo XIX .......253
 Asociación vasca de San Ignacio de Loyola …...255
 Fundación del Centro Vasco .......261
 Albores del nacionalismo vasco en México .......265
 La prensa nacionalista en los primeros años del s. XX …...267
 Euzkotarra: Jaun-Goikua eta Lagi-Zarra (Dios y Leyes Viejas) .......270
2ª PARTE. LOS VASCOS EN LA ECONOMÍA DECIMONÓNICA MEXICANA …....279
CAPÍTULO IX. LOS NEGOCIOS VASCOS EN MÉXICO DURANTE
 EL PRIMER TERCIO DE SIGLO XIX  ........280
  Los que consiguieron permanecer en el país ……290
  La única patria de los agiotistas, el dinero ........295
  Agiotistas vascos ........298
  Primeros intentos industrializadotes en México ........309
  Vascos en los inicios de la industria textil ........313
  Lucas Alamán ........320
  Esteban Antuñano ........323
CAPÍTULO X. VASCOS EN EL CENTRO DE MÉXICO:
 ESTADO DE MÉXICO, D. F., MORELOS Y PUEBLA ........330
  La industria textil en la zona centro de México ........330
  Otros vascos, otros negocios ........337
   Haciendas en el centro de México ........339
  Molineros y panaderos vascos en México: baztaneses y carranzanos ……353
CAPÍTULO XI. VASCOS EN EL PACÍFICO MEXICANO:
  JALISCO, MICHOACÁN, NAYARIT Y SINALOA ........363
  Vascos en Jalisco ........363
  Vascos en Michoacán ........368
  Vascos en Tepic ........375
  Vascos en Mazatlán ........382
CAPÍTULO XII. VASCOS EN EL CENTRO-NORTE DE MÉXICO:
 GUANAJUATO, SAN LUIS POTOSÍ Y ZACATECAS ........410
  La minera en la Mesa Noroccidental de México ........410
  Biografías........ ........415
  Dos ilustres vascos en el Real de Catorce ........431
CAPÍTULO XIII. LOS VASCOS EN LA FRONTERA NORTE:
 CHIHUAHUA, COAHUILA, DURANGO, NUEVO LEÓN Y TAMAULIPAS ........440
  Empresas minera y metalúrgica en la frontera ........444
  La Laguna........ ........451
  Biografías norteñas ........459
CAPÍTULO XIV. ANTONIO BASAGOITI Y ARTETA
  PARADIGMA DEL TRIUNFADOR VASCO EN MÉXICO ........470
  Principales inversiones de Antonio Basagoiti en México ........475
CAPÍTULO XV. DE MÉXICO A VIZCAYA: RETORNO E INVERSIÓN ........483
  Enrique de Aresti y Torre ........490
  Santos López de Letona y Apoita ........493
  Los Hernández Mendirichaga ........495
  Los Maiz Arzuaga ........496
  Dos empresas “mexicanas” y dos suertes distintas:
  La Encartada y Quintana Hnos. ........496
  La Encartada ........496
  Quintana Hnos. ........498
CAPÍTULO XVI. LOS VASCOS Y LA REVOLUCIÓN MEXICANA ........501
  Reclamaciones al gobierno mexicano: expedientes fallados ........504
3ª PARTE. REGISTROS DE VASCOS EN EL MÉXICO DECIMONÓNICO ……511
REGISTROS DE VASCOS EN EL MÉXICO DECIMONÓNICO ........513
ANEXO. GEOGRAFÍA FÍSICA Y POLÍTICA DE EUSKAL HERRIA ........683
NOTAS DEL AUTOR……………… ……693
BIBLIOGRAFÍA.......................................................................708
ÍNDICE..................................................................................718

JESÚS RUIZ DE GORDEJUELA URQUIJO es licenciado en Geografía e Historia
 y Doctor en Historia de América por la Universidad del País Vasco.
Ha publicado en revistas de prestigio internacional como Revista de
Indias (2006), Boletín Americanista (2007), Boletín de la RSBAP
(2000 y 2004) y Calafia (2007), así como participado en importantes
 congresos en México y España que avalan la carrera de este historiador
 volcado en la investigación de los españoles y en especial de los
vascos en tierras mexicanas desde finales del Antiguo Régimen hasta
la Revolución Mexicana. Ha publicado recientemente Los vascos de México.
 Entre la colonia y la república, 1773-1836, (RSBAP, 2006) y
La expulsión de los españoles de México y su destino incierto,
1821-1836 (CSIC, 2006) galardonado con el Accésit “Nuestra América” 2005.
 Además de colaborar con Eusko Ikaskuntza y en la actualización de
la Gran Enciclopedia Vasca Auñamendi, es miembro de la Real Sociedad
 Bascongada de los Amigos del País.

 

Visto 5417 veces Modificado por última vez en Sábado, 29 Marzo 2014 17:59

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.